Share

cover art for Gángsters de pacotilla

Archivos Secretos de Policía

Gángsters de pacotilla

Ep. 66

En los años cincuenta, cinco bandoleros sin experiencia secuestraron un automóvil del Banco Internacional con una cuantiosa cantidad de dinero.

Los criminales fingieron ser agentes judiciales, por lo que la policía planteó la hipótesis de que se trataba de una banda que operaba al más puro estilo gansteril.

 

Cuando parecía que los delincuentes quedarían impunes, se logró su captura. La supuesta banda resultó no ser más que un grupo mediocre que creyó dar el gran golpe y sólo terminaron tras las rejas.


Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.

More episodes

View all episodes

  • 153. Una vendetta en Baja California

    11:22
    Desde Ensenada, Baja California, nuestro corresponsal proporcionó el 30 de octubre de 1962 la primera información sobre un crimen: la señora Rosaura Irma Maldonado, hija del senador sonorense Carlos B. Maldonado, asesinó de cinco tiros por la espalda a María Villaescusa, de 23 años de edad, hija del gerente del Banco Ganadero de Agua Prieta, Sonora.El homicidio fue cometido en el jardín de la residencia del acaudalado hombre de negocios Juan Hussong Ortel, en la que María Villaescusa se encontraba en calidad de huésped.Rosaura acechó a su víctima, escondiéndose entre plantas de ornato y esperó hasta que la joven saliera del edificio. Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 152. Mentiras, violencia y píldoras de plomo

    13:12
    Álvaro Urdapilleta Sotomayor era contador público y tenía aparentemente buena vida al lado de su esposa, María del Carmen. Pero por jugarretas del destino, el profesionista conoció a la segunda tiple (sinónimo de “belleza y entretenimiento”, con el que se identificaba a mujeres que interpretaban canciones picantes y sarcásticas) del Teatro Lírico y decidió conquistarla, dejando para ello a su esposa e hijo.Tiempo después, se publicaría en LA PRENSA que Urdapilleta había sido asesinado de un balazo por la artista, quien había creído muchos embustes del profesionista hasta que un día la primera mujer, María del Carmen Méndez Monterrubio, le reclamó a la bailarina y fue tiroteada por ésta- sin sufrir daño- con la misma automática que serviría después para el homicidio del contador público. Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 151. El estrangulador de la Peralvillo

    16:25
    En 1963, la policía multiplicaba esfuerzos porque suponía que había aparecido un nuevo estrangulador en serie.El martes 14 de mayo un empleado del Hotel Cortés descubrió en el cuarto 34 los muebles fuera de su lugar y, colgada del cuello con el cordón de una persiana, una mujer que de momento no fue identificada.Según el empleado Luis Casiano, el sospechoso había dicho que la mujer era su esposa. La pareja no parecía haber ingerido licor, tampoco se escucharon gritos ni ruidos extraños.Nadie reclamaba legalmente a la mujer. Por fin, fue identificada y reclamada como Enriqueta Celis Iniestra, empleada de un centro nocturno en la colonia Guerrero.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 150. El dramático caso de la pintora Sofía Bassi

    11:57
    Mientras la pintora Sofía Bassi permanecía tras las rejas, se trenzaban las más variadas hipótesis sobre los móviles del crimen, que acabó con la vida de quien fuera conde de Verona, Italia, Cesare D’Acquarone, su yerno, en residencial zona de Acapulco.Se insistió, en 1968, que el caso fue pasional, mientras que otras versiones alegaron móviles económicos. Y también se especuló que la famosa artista encubrió a su hija, Clairette, quien supuestamente sería la verdadera autora del asesinato.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 149. Asesinato de Werner Ruckli

    11:45
    El 11 de febrero de 1967 la policía estaba desconcertada con el asesinato del suizo Werner Ruckli Felber, quien recibió tres puñaladas en la espalda cuando paseaba a una perra de raza pastor alemán. Los investigadores dudaban mucho que una pareja de asaltantes fuera la autora del homicidio. Werner cumpliría 25 años en marzo del mismo año, radicaba en Los Ángeles, California, y en días previos llegó a la Ciudad de México a vacacionar. Se alojó en la casa de unos parientes suyos y se dudaba que tuviera enemigos en la ciudad.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 148. Fraude en el Banco de Comercio

    12:34
    El 30 de abril de 1938 el Banco de Comercio, ubicado en Avenida Venustiano Carranza, sufrió un robo por la cantidad de sesenta y cinco mil setecientos pesos.Durante la investigación, no se contó con más base que la de saber que se había sustraído de las cajas de la negociación la cantidad mencionada, y los responsables no habían dejado el menor rastro, puesto que hasta el cheque del que se valieron para cometer el delito, lo habían desaparecido.Se tuvo la certeza de que el ladrón se encontraba dentro del personal del banco, pero sin poder precisar quién. El 20 de agosto de aquel año se logró descubrir a los culpables. Se investigó la vida de todos los empleados.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 147. Un día perfecto para morir

    11:35
    En uno de los dramas más insólitos e inexplicables de la década de los sesenta, un acaudalado joven norteamericano, quien de un momento a otro sería llevado a combatir en Vietnam, asaltó a una cajera del hotel María Isabel, en la colonia Cuauhtémoc, se llevó 30,500 pesos y, perseguido, logró llegar a su departamento ubicado a dos cuadras adelante del hotel.Eran las 10:20 horas cuando Craig Winfred Knowles, de 25 años de edad, ingresó lentamente al hotel y subió al primer piso hasta llegar a la caja de cambio de moneda y valores, por donde llamó a la joven Elvia Meza Celis y le dijo que alquilaba una caja de seguridad.De repente, sacó una pistola y dijo en inglés que no gritara ni se moviera sospechosamente; que le diera todo el dinero, especialmente billetes de 50 y 100 pesos. La voz le temblaba mucho a Craig, lo mismo que la mano que sostenía el arma. Cuando la policía lo iba a capturar, se dio un balazo en la cabeza.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 146. Luz Rolón, justicia ciega

    16:01
    La señora María de la Luz Rolón Farías, de carácter enérgico hasta lo insoportable, vació la carga de una pequeña pistola Brownie sobre su exesposo, el zapatero Julio Martínez Navarro, dándole muerte e hiriendo de gravedad a un infortunado niño de 10 años, quien iba a cumplir un mandado de sus padres.La celosa mujer fue a buscarlo a las puertas de Lecumberri, pero Julio había abandonado por otra puerta la prisión. Una pequeña demora de Luz había frustrado el atentado. Entonces, la señora Rolón volvió a su casa para seguir planeando su “venganza”.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.
  • 145. Agente envenenado con cianuro

    10:01
    La repentina muerte por envenenamiento que sufrió en la Procuraduría de Justicia el agente del Servicio Secreto número 102, Luis Álvarez Ortega, antes de ser enviado al viejo penal de Lecumberri adquirió indicios de crimen “gansteril” en 1953.El policía había sido detenido por supuesta extorsión en compañía de sus presuntos cómplices, Manuel Bravo López y los falsos agentes Raúl Luévano Jiménez y Guillermo Castillo Palafox. Lo anterior se informó en LA PRENSA el lunes 13 de abril de 1953 y se anotó que la consignación a dichas personas fue por usurpación de funciones, extorsión a los delincuentes profesionales y compradores de chueco, responsabilidad oficial, uso indebido de documentos, amenazas y posesión ilegal de bienes de la nación.Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.